@Japan_Weekend: Cómo se vivió el cosplay

Esto no será una crónica más sobre la Japan Weekend, sinó que será una crónica sobre cómo vi el cosplay en este evento. Primero de todo dar las gracias a IFEMA por ofrecer los dos pabellones y así darnos más espacio, gracias a esto los que íbamos con cosplay incómodo o grande podíamos pasear perfectamente sin chocar con otras personas; también dar las gracias a los organizadores de la Japan porque éste ha sido, sin duda, un evento increíble en muchos sentidos. El único problema que he visto es que los concursos empezaron un poquito más tarde de lo previsto y a la hora de pedir el número de participación para concursar o al hacer la revisión de trajes, era todo un poco caos, a parte que si participabas en algún concurso ya perdías medio día con ello, pero ya están trabajando para mejorarlo. Aún así, fue todo genial. Ahora sí, vayamos a por la crónica.

Desde que llevo en este mundillo siempre he leído y oído que hay mucha rivalidad entre los cosplayers, y muchas personas hemos vivido cosas que lo demuestran, como por ejemplo que otros te insulten y te desanimen por querer hacer cierto traje que ellos no se atreven, como me pasó a mí hace años. Pero la verdad no es esa, la verdad es que hay rivalidad entre unas cuantas personas que pasados los concursos no hacen más que criticar, pero de eso hay en todas partes, sólo que en el mundo del cosplay se ve más porque esas personas sólo hacen eso para darse a conocer, aunque el método no sea el mejor.

Hace unos meses se anunció que venía Yaya Han a Madrid para la Japan Weekend y como yo pensó mucha gente: vamos a llevar nuestros mejores trajes para que nos vea, que vea el nivel que hay en España, y esto es un gesto precioso. En los concursos hubo un nivel que yo no he visto nunca en una “simple” Japan, incluso en la Pasarela Cosplayer, que es un concurso más pequeño, algunos participantes te dejaban con la boca abierta! Y no sólo eso, no había esa rivalidad que tanto se menciona entre los participantes. Al venir Yaya yo me propuse participar en la Pasarela Cosplayer, para estar cerca de ella en la revisión y para llamar su atención, para qué mentir; los que participamos estuvimos, literalmente, dos horas en una cola de la que casi no podíamos movernos, y allí es dónde me di cuenta de que no es como lo pintan: en la misma cola hice un grupo de amigas, participantes como yo, y estuvimos hablando, compartiendo vivencias, trucos, animándonos… yo por ejemplo sufro de miedo escénico y no hacían más que tranquilizarme para que saliera allí delante y lo diera todo. Eso no es rivalidad, eso es compartir un hobby con personas que no conoces, y es muy bonito vivir algo así.

Por otra parte, estuve todo el día hablando con cosplayers, algunos muy conocidos que han sido representantes de España en concursos internacionales y otros que son conocidos pero nacionalmente, y tampoco vi ningún símbolo de rivalidad. Todos éramos una piña, nos hablábamos de igual a igual, daba igual que esa hubiera estado en Brasil o esa otra en Londres, en París, en Japón, era como si todos fuéramos amigos que habían ido allí a pasarlo bien, y me encantó vivir esa experiencia.

Muchas personas lo han dicho, ¿es necesario que venga Yaya para que pase esto? Y no fue ese el motivo, sino que todos asistimos a este evento con muchas ganas de pasarlo bien, con ganas de demostrar el nivel que tenemos pero sin querer sobresalir los unos sobre los otros. Seguramente haya gente que no esté de acuerdo con los premios en los concursos, pero estamos todos tan contentos aún con lo vivido este fin de semana que no les hemos prestado atención, y esto es lo importante: siempre habrá gente a los que no les guste que un cosplayer salga ganador de un concurso en lugar de otro; siempre habrá gente que culpe al jurado de tongo porque “son amigos” cuando en el mundo del cosplay nos conocemos la mayoría entre nosotros; siempre habrá esa persona que critique abiertamente en público (o anónimamente en foros) y entonces más personas , siguiéndole, saquen a la luz sus opiniones… eso siempre existirá, la solución es actuar como lo estamos haciendo ahora, haciendo caso omiso a esas opiniones y seguir en este hobby como si esas personas no existieran, porque son ellas quienes ensucian el mundo del cosplay, y lo que ha sucedido en esta Japan Weekend lo podremos repetir en las siguientes o en cualquier evento español.

Ahora nos toca seguir así, pensar en próximos proyectos para superarnos a nosotros mismos, seguir compartiendo este hobby con las personas que hemos conocido gracias a él, y en Febrero volver a demostrar cómo es el cosplay español en una nueva edición de la Japan Weekend de Madrid. Y terminaré esta crónica dando las gracias a todos los cosplayers por haber hecho que este fin de semana haya sido tan impresionante y haber dado esa imagen de unión que de verdad existe.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>