Crítica del Articulo “Cosplay: adictos al manga”

Hace unos días, El Mundo, escribió un artículo sobre el mundo del cosplay (que podéis leer aquí). Pocas veces pasa esto en España, y son muy pocos los artículos o reportajes que valen la pena por estar bien informados, pues una vez más, un periódico como El Mundo demostró su desinformación a la hora de publicar algo de éste tipo y que sólo le interesa mostrar al público una sola parte de la gran comunidad del Cosplay, es más: la gran parte de las personas que formamos parte de éste hobby no nos sentimos identificados con lo que escribieron.

El primer fallo que podemos ver está en el título: “Cosplay: adictos al manga”. Nunca se puede atar el cosplay únicamente al manga, es una cultura que abarca demasiadas cosas, no la podemos limitar de ésta manera, allí es donde demuestran que no se informaron antes de escribir tal reportaje, lo mínimo que podrían haber hecho es leer el significado de la palabra “Cosplay”, y es tan fácil como buscarlo en la Wikipedia, por ejemplo. Lo que más me llama la atención es que en el mismo artículo se evidencian cuando en el título dan a entender que el cosplay es sobre el manga y en las primeras frases ya mencionan un videojuego.

En España hay una enorme cantidad de personas que hacemos cosplay, incluso últimamente podemos ver a los más pequeños participando en concursos con trajes que les han hecho sus padres; cada vez son más los chicos que se dan a conocer con grandes trabajos o incluso hay muchas personas que dejan atrás sus complejos a la hora de vestirse como su personaje preferido. Da igual que una persona sea fea, que esté gorda o muy delgada, que sea bajita o muy alta, todo es válido a la hora de ponerse a coser para disfrutar de un hobby tan complejo como es el cosplay, y para nada es necesario ser guapo para darse a conocer. Por encima del físico de cada persona está el traje que ha sido capaz de hacer uno mismo, mayoritariamente desde cero, casi sin saber de costura o sin ni siquiera saber hacer patrones. Hacerse un cosplay significa aprender de telas para elegir la que más nos gusta, conocer nuevos materiales, algunos más complejos que otros, y el cómo tratarlos según lo que queremos conseguir con ellos; significa pasarse horas delante de una máquina de coser, delante de un ordenador buscando tutoriales o investigando, incluso a veces significa lloros porque no es tan fácil como parece, seguro que todos alguna vez nos equivocamos y no nos sale lo que queremos hacer hasta intentarlo miles de veces y de todas las formas posibles. El mundo del cosplay es mucho más complejo de lo que siempre sale en los medios de comunicación, pero eso nunca lo ven, sólo ven lo que les interesa y lo que más llama la atención.

En dicho artículo nombran a cuatro cosplayers españolas a las que les hicieron una entrevista, de la que sólo publicaron la parte que a ellos les interesaba: las cosplayers y los trajes con poca tela para enseñar. ¿En serio esto es lo que vieron más importante como para sólo hablar de ello? He hablado con tres de ellas, una es Elle, muy conocida por su amplia lista de cosplays de todo tipo, entrevista que publicaron en video donde sale con una de sus últimas creaciones del conocido League Of Legends, literalmente ellos describieron su cosplay como “Lleva puesto maquillaje blanquecino, lentillas grises y una peluca azul, a juego con su pintalabios y su ¿bikini?”, cualquier persona que haya hecho un solo cosplay sabe que no se trata sólo de eso, sólo mirando los complementos se ve el trabajo que hay detrás pero, cómo no, en El Mundo sólo remarcaron el bikini, como si cualquier traje en el que se lleve poca ropa ya fuera automática facilísimo de hacer, y no es así. Entrevisté a la chica en cuestión y su respuesta fue “La verdad, no imaginaba que fueran a caer en los mismos estereotipos de siempre”. Otra de las chicas que nombraron fue a Seledia, quien afirma que le hicieron muchas preguntas y a penas publicaron nada de lo que les contó, su aportación fue “Creo que las entrevistadas vimos en esto una oportunidad para nuestra comunidad, para acercarlo a la gente que no lo conoce o comprende, darles a entender que no somos bichos raros para que cada vez sea más aceptado, querido, respetado”, cosa que no van a conseguir con éste artículo, sino todo lo contrario. Y luego está la cosplayer Nebulaluben, de quien no hay foto en dicho artículo, ¿por qué? Porque ella, casi siempre, hace armaduras en las que no enseña casi nada, quizás porque si publicaban una foto de sus últimos cosplays no darían credibilidad a sus artículo. Con ella también he hablado, es quién me ha dado más datos, como por ejemplo que la entrevista fue bastante larga, que “podría haber salido un reportaje bastante digno, pero se limitaron a mencionar los apartados más absurdos como lo de si se liga mucho yendo de cosplay y a hacer comentarios bastante sexistas”, es decir: hicieron una buena entrevista a diferentes cosplayers y omitieron lo más importante: lo que realmente hay detrás del cosplay.

 

Sin título-1

De izquierda a derecha: Elle, Seledia y Nebulaluben, las entrevistadas por El Mundo con las que hablé, con uno de sus cosplays conocidos. ¿Son fotos sexys o con poca ropa?

 

Hay muchísimas chicas que, alguna vez, se han hecho algún traje bastante sexy o ligerito de ropa, pero no es lo único que se ve, y menos cuando esas chicas también son capaces de hacerse las armaduras más grandes o quizás, muchas veces, llevan crossplays que, para quien no lo sepa, es cuando alguien se hace el cosplay de un personaje del sexo contrario. Sin ir más lejos en los mismos videojuegos los personajes femeninos están, casi en su totalidad, bastante sexualizados, visten así porque los diseñadores lo han querido, no es que las cosplayers piensen “voy a hacerme un cosplay con poca tela para ligar más y hacerme famosa”, simplemente esas chicas buscan ser ese personaje tal cual lo han creado, nada más allá que eso.

La peor parte del artículo viene ahora, cuando aseguran que “Quizás esta razón, unido a que hay más jugadores que jugadores de videojuegos, sea una de las razones por las que los ‘cosplayers’ más exitosos suelen ser chicas jóvenes y guapas. No hay más que poner ‘cosplay’ en ‘Imágenes’ de Google para darse cuenta del fenómeno: salvo alguna excepción, la búsqueda arroja millones de fotos sexys de bellas mujeres ligeritas de ropa”: No por ser guapa te viene el éxito en el mundo del cosplay, como con todo, eso viene ligado a cómo te des a conocer, a hacer llegar tus fotos y, sobretodo, a la calidad de tus trabajos. Por muy guapa que sea una cosplayer no será conocida de la noche a la mañana, sino que antes tendrá que llegar a hacer buenos cosplays y utilizar cuantos más materiales mejor, llegar a tener una técnica bastante buena a la hora de manejar herramientas y los materiales más costosos y difíciles de trabajar. Es más, los cosplayers más exitosos no son siempre chicas, sino que también hay chicos que son grandes en éste mundillo, sólo que quizás no hay tantos, cosa que pasa en muchas partes. También quiero remarcar lo que dicen en ése artículo, que sólo con poner la palabra “cosplay” en Google la mayoría de fotos son de mujeres ligeritas de ropa y fotos sexys… no hace falta indagar mucho en la búsqueda para darse cuenta de que eso no es, para nada, verdad, sino que salen niños, chicos, gente fea, guapa, con sobrepeso, hay de todo. Claro que hay alguna foto sexy y alguna ligerita de ropa, pero no la gran mayoría como dijo El Mundo.

 

Sin título-12

Haciendo una búsqueda en Google poniendo “Cosplay” aparecen joyas como éstas, y no es necesario bajar mucho con el ratón para verlas.

 

El mundo del cosplay es muy amplio, hay de todo, pero lo que publican siempre sobre ésta comunidad es lo mismo, sólo con adentrarse un poco más en el tema verían que no es así. Es lo que más llama, todos lo sabemos, pero no todo en el cosplay son chicas con poca ropa, guapas y sexys y, mucho menos, lo hacemos para llamar la atención.

Leave a reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>